Es un momento especial de la humanidad

No cabe duda de que el Covid-19 nos ha expuesto a un estado de excepcionalidad que hace que rápidamente nos debamos replantear lo que hacemos a diario, cambiando así nuestros hábitos para cuidarnos y cuidar a quienes nos rodean.

El tema no es menor por lo que tener una visión simplista y superficial no ayuda; sin embargo, desbalancear nuestros puntos de vista y así generar alarma, desasosiego y bloqueo ayuda poco y nada.

Se trata de una situación global y por tanto los actores principales somos las personas, cada una con sus responsabilidades propias y las que se deban asumir de forma colectiva. La solución está en nosotros.

Desde Aebrand, queremos transmitir tranquilidad y practicidad, no sólo a nuestros Socios, sino también a nuestros Clientes. Estamos frente a una pandemia que nos obliga a cambiar nuestras formas de hacer, pero en ningún caso nos debe detener.
Si actuamos con miedo, las mil calamidades que varios irresponsables andan pregonando, se convertirán en profecías autocumplidas; está en nosotros hacer que esto no pase.

La marca reduce incertidumbres

Una de esas cosas que quienes se dedican al branding aprenden de temprana edad es que las marcas reducen incertidumbre. Nos asociamos a las marcas porque compartimos intuitivamente valores, porque nos seducen y porque cuando estamos viviendo su experiencia, nos serenan.

El Covid-19 pone de manifiesto qué marcas están a la altura y cumplen este precepto. Eso sí, las decisiones que tomen de manera operativa en estos días pueden reflejar y potenciar su buen hacer o destruirlas por falta de coherencia y credibilidad causadas por su accionar en el pasado reciente.

Las marcas deben seguir construyendo valor y ayudando en la generación de ingresos, y esto hace que se deba actuar con valentía, porque no se puede seducir y serenar si nuestras decisiones son fruto del temor.

Se debe seguir adelante

Aebrand invita a sus Socios, Partners, Colaboradores y a los Clientes a seguir adelante. No podemos quedarnos inmóviles como figuras de piedra.

Por nuestra seguridad, hoy estamos obligados a cambiar algunos hábitos, pero esto no implica que dejemos de pensar, construir, crear, actuar, activar y vivir experiencias de marcas únicas, porque eso será lo que asegure el crecimiento futuro de las empresas.

Incluso, pensamos en que hay que ir más allá, trabajando con nuestros Clientes en construir, a través del ejemplo, marcas que sean más humanas y humanicen a una sociedad asustada que busca un refugio que cada uno de nosotros y desde cada una de nuestras posiciones puede ofrecer.

Cinco ideas finales

Así como la OMS nos recomienda que hacer frente al Covid-19, desde Aebrand queremos compartir cinco ideas que pueden resultar un soporte frente a nuestros Clientes:

  1. Actúa: Los problemas que tenías ayer pueden ser peores mañana por tu inacción. Insistimos, el virus nos obliga a cambiar hábitos, no a dejar de hacer cosas.
  2. Protege: La mejor defensa en estos casos es contextualizar la relación de la marca con las personas que viven su experiencia. Si están asustadas, llévales calma; si no quieren vivir tu experiencia, crea nuevas alternativas.
  3. Aprovecha: Las restricciones han sido históricamente una fuente de avances inesperados. Como dijimos al principio, se trata de un momento histórico para la humanidad.
  4. Objetiva: Define nuevos objetivos para tu marca para así conectar con nuevas oportunidades. Piensa que tus empleados y proveedores también son audiencias clave de tu marca; ellos te ayudarán y esperarán que actúes en consecuencia.
  5. Ábrete: Muchas de las decisiones que se precisen tomar serán más efectivas a nivel sector porque seguramente ahí se encuentren mejores soluciones.